Colombia se reconoce como un estado multiétnico y pluricultural. Constitucionalmente declara la diversidad étnica de su nación y garantiza una protección diferencial a las minorías étnicas[1]. De acuerdo a los datos oficiales del Departamento Nacional de Estadística (DANE) se estima que en su territorio residen 1.392.623 indígenas representando aproximadamente el 3,43% del total de su población[2]. Población distribuida en ochenta y siete (87)  pueblos legalmente reconocidos por el Estado colombiano.

La mayor parte de la población indígena se ubica dispersa en el área rural donde históricamente han desarrollado formas de vida y conocimientos tradicionales en armonía con su medio.  Sin embargo, las políticas económicas habitualmente tratan sus territorios como tierras controladas por el estado y disponibles para el desarrollo. Esta práctica frecuentemente genera tensiones entre comunidades, empresas y estado, produciendo relaciones conflictivas, vulneración de derechos y perdidas económicas. Enfoques Étnicos tiene como objeto principal dar un enfoque alternativo para la gestión y desarrollo de intervención territorial, basados en el respeto a los derechos de los pueblos indígenas y las expectativas económicas de la iniciativa privada. Trabajamos con pueblos indígenas ayudándolos a asegurar sus derechos, fortalecemos las capacidades sociales de las empresas y transformamos relaciones conflictivas.

[1]Constitución Política. Artículo 7º. Colombia. 1991

[2]Departamento Nacional de Estadística. Colombia. 2007. Colombia: una nación multicultural. Su diversidad étnica. P 34.